Establecimientos de salud resilientes al clima y ambientalmente sostenibles: orientaciones de la OMS [WHO guidance for climate-resilient and environmentally sustainable health care facilities]. Ginebra: Organización Mundial de la Salud; 2021. Licencia: CC BY-NC-SA 3.0 IGO.

La finalidad de estas orientaciones es aumentar la capacidad de los establecimientos de salud para proteger y mejorar la salud de las comunidades destinatarias ante un clima inestable y cambiante; y habilitarlos para que sean ambientalmente sostenibles, optimizando el uso de los recursos y reduciendo al mínimo el vertido de desechos en el medio ambiente. Los establecimientos de salud resilientes al clima y ambientalmente sostenibles favorecen una atención de alta calidad así como la accesibilidad de los servicios, y al ayudar a reducir los costos también garantizan una mejor asequibilidad. Por consiguiente, son un componente importante de la cobertura sanitaria universal (CSU).

El presente documento tiene por objeto:

  • Orientar a los profesionales que trabajan en el ámbito de la atención de salud a fin de que comprendan los riesgos sanitarios adicionales que entraña el cambio climático y se preparen eficazmente para afrontarlos.
  • Fortalecer la capacidad para llevar a cabo una vigilancia eficaz de las enfermedades relacionadas con el clima; y vigilar, prever y gestionar los riesgos para la salud asociados al cambio climático y adaptarse a ellos.
  • Guiar al personal de los establecimientos de salud para que trabaje con los sectores determinantes de la salud (en particular los de agua y saneamiento, energía, transporte, alimentación, planificación urbana y medio ambiente) a fin de que se prepare para afrontar los riesgos sanitarios adicionales que entraña el cambio climático mediante un enfoque de resiliencia, y promueva prácticas ambientalmente sostenibles en la prestación de los servicios.
  • Proporcionar al personal de los centros salud instrumentos que le ayuden a evaluar la resiliencia de los establecimientos ante las amenazas del cambio climático y su sostenibilidad ambiental a partir del uso adecuado de los recursos (en particular el agua y la energía y las adquisiciones sostenibles) y el vertido de desechos peligrosos (biológicos, químicos y radiológicos) en el medio circundante.
  • Promover medidas encaminadas al fortalecimiento constante y creciente de los establecimientos de salud y a garantizar que sigan siendo eficientes y responsivos para mejorar la salud y contribuyan a reducir las inequidades y la vulnerabilidad en los entornos en que están implantados.

Este documento sirve de guía y debe adaptarse a las realidades y necesidades locales. Los nuevos avances en los conocimientos, las experiencias y las enseñanzas de varios establecimientos de salud así como el cambio de las circunstancias (por ejemplo, el provocado por emergencias de salud pública, como la pandemia de la enfermedad por coronavirus de 2019 (COVID-19)), implican que esta guía se ha de utilizar con flexibilidad, y más como un modelo de la forma de mejorar las operaciones que como una receta de actuaciones de esperado cumplimiento. Todos los establecimientos de salud, sean grandes o pequeños, pueden mejorar su funcionamiento al tiempo que abordan las principales preocupaciones ambientales. Por otra parte, si bien los establecimientos de atención sanitaria pueden desempeñar un significativo papel determinante en lo que respecta a la resiliencia climática y la sostenibilidad ambiental, también será preciso que se lleven a cabo mejoras en niveles superiores (esto es, nacional o regional).

[VER documento]